fbpx Skip to main content

Mientras que la transición hacia una inmobiliaria más sostenible se acelera, las certificaciones ambientales como BREEAM y LEED son más codiciadas que nunca. Para diferenciarse y optar a estas certificaciones, una de las ventajas reside en el acondicionamiento de estaciones de recarga para vehículos eléctricos, en el corazón mismo de los edificios o en su proximidad inmediata.

Instalar estaciones de carga para vehículos eléctricos dentro de los edificios contribuye a alcanzar el objetivo de reducción de los efectos de invernadero, pero también a satisfacer los requisitos de las certificaciones ambientales. Los edificios equipados con infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos tienen más probabilidades de obtener una certificación ambiental de referencia, o de beneficiarse de un nivel de certificación más alto. Actualmente existen numerosas certificaciones que valoran los rendimientos ambientales y energéticos de los edificios a nivel nacional. Sin embargo, las certificaciones BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Method) y LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) siguen dominando el panorama internacional.

La certificación BREEAM

¿Qué es la certificación BREEAM?

Reconocida a nivel internacional, la certificación BREEAM es un método de evaluación de la calidad ambiental y la sostenibilidad de los edificios. Desarrollado en el Reino Unido por el Building Research Establishment (BRE) desde 1990, este referencial se utiliza hoy en casi 90 países para evaluar el rendimiento ambiental de los bienes inmobiliarios, lo que lo convierte en el referente más solicitado en la materia.

En su calificación, el sello BREEAM integra una decena de criterios técnicos, humanos y ecológicos, estos últimos relacionados también con la biodiversidad y la movilidad ecológica.

Homme recharge une voiture électrique devant des bureaux

Las categorías BREEAM en resumen

  • Gestión
  • Salud y bienestar
  • Energía
  • Transporte
  • Agua
  • Materiales
  • Residuos
  • Uso ecológico del suelo
  • Contaminación
  • Innovación

¿Cómo tiene en cuenta la certificación BREEAM la presencia de puntos de recarga?

La integración de la presencia de puntos de recarga para vehículos eléctricos se tiene en cuenta en varias categorías. Entre ellas:

1. Acceso a transportes sostenibles (categoría “transporte”)
El referencial tiene en cuenta el suministro de infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos dentro o cerca del edificio, así como su accesibilidad.

2. La energía utilizada (categoría “energía”)
La puntuación se bonifica si la electricidad que alimenta el edificio, y a fortiori, de los puntos de carga, proviene de fuentes renovables.

3. Gestión de la energía (categoría “energía”)
BREEAM estudia la integración de las estaciones de carga para vehículos eléctricos en las estrategias de gestión energética del edificio, destinadas a optimizar el uso de los recursos y reducir los costes energéticos.

La certificación LEED

¿Qué es la certificación LEED?

La certificación LEED es un sistema norteamericano de estandarización de edificios de alta calidad ambiental creado por el US Green Building Council en 1998. Su principio y sus finalidades se asemejan a los de BREEAM. Sus criterios de evaluación incluyen la eficiencia energética, la eficiencia del consumo de agua, de la calefacción, así como el uso de materiales de procedencia local y la reutilización de su excedente.

Borne de recharge alimentée par des panneaux solaires - site driveco

¿Cómo tiene en cuenta la certificación LEED la presencia de puntos de recarga?

La presencia de puntos de recarga para vehículos eléctricos se evalúa aquí también según 3 criterios:

1. Ubicación y transporte
El referencial tiene en cuenta el suministro de infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos dentro o cerca del edificio, así como su accesibilidad.

2. Eficiencia energética
La puntuación se bonifica si la electricidad que alimenta las estaciones de recarga proviene de fuentes renovables.

3. Innovación y el proceso de diseño
Se trata de considerar la integración de puntos de recarga para vehículos eléctricos como una medida innovadora que favorece la movilidad sostenible y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Las estaciones de recarga para vehículos eléctricos son mucho más que un simple activo para obtener certificaciones ambientales. Si bien permiten efectivamente ganar puntos decisivos ante etiquetas de renombre como BREEAM, LEED u otros referenciales, su verdadero valor añadido reside en la oportunidad que representan para los actores inmobiliarios.¡Dotar a sus edificios de estas infraestructuras permite, en particular, aumentar significativamente el atractivo y la valorización de los activos inmobiliarios! En un mercado inmobiliario donde la demanda de bienes sostenibles y eficientes en energía no deja de crecer, ¡esta diferenciación “verde” es un argumento diferenciador de peso!